Prevención cáncer cervicouterino

Prevencion cancer cervicouterino

El cáncer cervicouterino o de cuello uterino mata aproximadamente a 265,000 mujeres en todo el mundo cada año, y las mujeres en países de bajos y medianos ingresos corren el mayor riesgo de padecer la enfermedad. Es uno de los cánceres femeninos más comunes en todo el mundo. En México desde 2006 el cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer.

La prevención cáncer cervicouterino y la falta de cobertura de detección efectiva es de los principales impulsores de la alta carga de este tipo de cáncer entre las mujeres en el mundo en desarrollo.

¿Qué es el cáncer cervicouterino?

El cáncer de cervicouterino se produce cuando las células del cuello uterino crecen de forma anormal e invaden otros tejidos y órganos del cuerpo. Cuando es invasivo, este cáncer afecta los tejidos más profundos del cuello uterino y puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis), especialmente los pulmones, el hígado, la vejiga, la vagina y el recto.

Sin embargo, el cáncer cervicouterino es de crecimiento lento, por lo que su progresión a través de cambios precancerosos brinda oportunidades para la prevención, la detección temprana y el tratamiento. Mejores medios de detección han significado una disminución del cáncer de cuello uterino.

Causas de cáncer cervicouterino

El cáncer comienza con cambios anormales en el tejido cervical. El riesgo de desarrollar estos cambios anormales está asociado con la infección con el virus del papiloma humano (VPH). Además, el contacto sexual temprano, múltiples parejas sexuales, y tomando orales anticonceptivos como único método de control de la natalidad píldoras aumentan el riesgo de cáncer cervicouterino, ya que conducen a una mayor exposición al VPH.

Se ha demostrado que las formas de VPH, un virus cuyos diferentes tipos causan verrugas en la piel, verrugas genitales y otros trastornos anormales de la piel, provocan muchos de los cambios en las células del cuello uterino que pueden conducir al cáncer. Ciertos tipos de VPH también se han relacionado con cánceres que involucran la vulva, la vagina, el pene, el ano, la lengua y las amígdalas. Se ha encontrado material genético que proviene de ciertas formas de VPH (subtipos de alto riesgo) en los tejidos del cuello uterino que muestran cambios cancerosos o precancerosos.

Además, las mujeres que han sido diagnosticadas con el VPH son más propensas a desarrollar cáncer de cuello uterino. Las niñas que comienzan la actividad sexual antes de los 16 años o dentro de un año de comenzar sus períodos menstruales tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

Prevención cáncer cervicouterino – Detección

La clave de la prevención cáncer cervicouterino es la detección de cualquier cambio celular temprano, antes de que se vuelvan cancerosos. Los exámenes pélvicos regulares y las pruebas de Papanicolaou son la mejor manera de hacerlo. La frecuencia con la que debe realizarse un examen pélvico y la prueba de Papanicolaou depende de su situación individual, pero aquí hay pautas:

  • La detección del cáncer cervicouterino debe comenzar a los 21 años, independientemente de su historial sexual.
  • Asegúrese de que se haga una prueba de Papanicolaou para verificar si hay cáncer de cuello uterino cada 3 años si tiene 21 años o más.
  • Si tiene entre 30 y 65 años, puede hacerse una prueba de Papanicolaou y una prueba del virus del papiloma humano (VPH) cada 5 años.
  • A las mujeres de cualquier edad que se hayan sometido a una histerectomía con extirpación del cuello uterino y que no tengan antecedentes de cáncer de cuello uterino o precánceres no es necesario someterlas a exámenes de detección, de acuerdo con las pautas.
  • Si eres sexualmente activo y tienes un mayor riesgo de contraer ETS, realiza exámenes de clamidia, gonorrea y sífilis anualmente. Realice una prueba de VIH al menos una vez, con mayor frecuencia si está en riesgo.

Medidas de prevención cáncer cervicouterino

Evitar la infección por VPH es lo más importante en la prevención de los cambios precancerosos y cancerosos que puede causar el cáncer cervicouterino. Algunas medidas de prevención de cáncer cervicouterino son:

  • Se recomienda la abstinencia sexual como una forma de prevenir la transmisión del VPH.
  • La protección de barrera, como el uso del condón, puede reducir el riesgo de infección por VPH, pero no evitarlo, ya que la infección por VPH puede ocurrir en áreas genitales masculinas y femeninas que están cubiertas o protegidas por un condón de látex, así como en áreas que no están cubiertas. Si bien se desconoce el efecto de los condones en la prevención de la infección por el VPH, el uso del condón se ha asociado con una menor tasa de cáncer de cuello uterino.
  • Aplicación de la vacuna para proteger a las mujeres del cáncer de cuello uterino. La vacuna contra el VPH ayuda a prevenir el cáncer de cuello uterino causado por el VPH. La vacuna contra el VPH protege contra los tipos de VPH que con mayor frecuencia causan cánceres cervicales, vaginales y vulvares. Se recomienda para mujeres entre 11 y 12 años, pero puede administrarse a partir de los 9 años y hasta los 26 años. La vacuna se administra en una serie de dos o tres inyecciones, según la edad. Es importante tener en cuenta que incluso las mujeres que están vacunadas contra el VPH deben hacerse pruebas de Papanicolaou regularmente para detectar el cáncer de cuello uterino.Limitar el número de parejas sexuales.
  • Evitar las relaciones sexuales con personas que han tenido muchos compañeros.
  • Evitar las relaciones sexuales con personas que obviamente están infectadas con verrugas genitales o que muestran otros síntomas.
  • Fumar cigarrillos es otro factor de riesgo para el cáncer de cuello uterino que se puede prevenir. Dejar de fumar puede disminuir sus probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Deja un comentario

Ubicación

Ginecología y Obstetricia Moderna – Ginecólogos en León
Tel: 01 477 518 1218
URL:

Blvd. La Luz 5235, Piso 1, Consultorio 7, San Nicolas de los Gonzalez
León, GTO 37670

Teléfono: 477 518 1218
Urgencias: 477 274 5639
Urgencias: 477 724 7361

Aceptamos tarjetas